sábado, 16 de noviembre de 2013

Hipatia y la filosofía en el Imperio Romano

El otro día una compañera me preguntaba en clase si la filósofa alejandrina Hipatia (370-413 d.C.) había descubierto la teoría heliocéntrica y las órbitas elípticas ya en el siglo IV d. C., como sugiere la película Ágora, de Alejandro Amenábar. Eso parece más bien una de las licencias históricas del film, pues nada permite deducir que llegara a resolver el enigma astronómico que planteaban los planetas errantes, y que llegara a vislumbrar en la elipse la solución que hallara más de mil años después, en el siglo XVI, el astrónomo Kepler

Lo que sabemos es que fue una filósofa y maestra neoplatónica que destacó en los campos de las matemáticas y la astronomía. Seguidora de Plotino, cultivó los estudios lógicos y las ciencias exactas, llevando una vida ascética. Vivió en Alejandría en una época de cambios radicales. Alejandría formaba parte de la provincia romana de Egipto, y experimentaba una fuerte cristianización. La Iglesia cristiana era algo así como un Estado dentro del Estado. Hipatia, que no era cristiana, se vio expuesta a las opiniones del obispo de la ciudad, Cirilo, que estaba en contra de la filosofía pagana, a la que consideraba peligrosa.
Hipatia educó a una selecta escuela de aristócratas cristianos y paganos que ocuparon altos cargos, entre los que destacan el obispo Sinesio de Cirene, y Orestes, prefecto de Egipto en el momento de su muerte. Hija y discípula del astrónomo Teón, Hipatia es la primera mujer matemática de la que tenemos un conocimiento razonablemente seguro y detallado. Escribió sobre geometría, álbebra y astronomía, mejoró el diseño de los primitivos astrolabios —instrumentos para determinar las posiciones de las estrellas sobre la bóveda celeste— e inventó un hidrómetro. Un contemporaneo de Hipatia, el erudito Sócrates Escolástico, escribió sobre la filósofa:
"Vivió en Alejandría una mujer, Hipatia de nombre, que era hija del filósofo Teón. Tenía una formación extraordinaria, que sobrepasaba a todos los filósofos de su tiempo. Su actividad docente la llevó a lo más alto de la escuela platónica, conducida por Plotino, y enseñó a todo aquel que se lo pidiera, en cualquier campo del saber."
 Sobre su trágica muerte, Sócrates Escolástico escribió:
"De tal suerte que diversos exaltados, encabezados por monjes, conspiraron entre todos y atacaron a la mujer por la espalda en una ocasión cuando regresaba a su casa. La arrancaron de su carruaje y la arrastraron juntos a la iglesia que se conoce con el nombre de Kaisarion. Allí la despojaron de sus ropas y desgarraron su cuerpo con trozos de conchas marinas. Despedazaron a la mujer miembro a miembro y llevaron después los pedazos a un lugar llamado Kikaron para quemarlos".
(Fuente: Ingeborg Gleichauf, Mujeres filósofas en la historia, Icaria, Barcelona, 2010).

Os recomiendo ver la película de Amenabar. En una secuencia, Hipatia responde a su antiguo discípulo, y ahora obispo, Sinesio, que pretende convertirla al cristianismo: "Tú no cuestionas lo que crees. Yo debo". Y en otro momento, responde así a la acusación de que no cree en nada: "Creo en la Filosofía". A lo que su interlocutor responde: "¿La filosofía? ¿En los tiempos que corren?"


A continuación, la historia de Hipatia de Alejandría contada por el científico Carl Sagán en "Cosmos":

1 comentario:

  1. la verdad esta pelicula a mi no me dejó indiferente,me pareció super interesante y creo que logré entender bastante acerca del concepto que se tenia de la filosofía en esa época,en el 391 d.C.,y más concretamente en la ciudad de alejandría.Pero si es cierto que a lo largo de la película vi cosas que no me cuadraron en esa época,como lo que te pregunté acerca de las órbitas elípticas de los planetas,y otras dudas con las que me quedé después de ver la película,pero sobre las que investigué más tarde,como el hecho de que en la casa de Hipatia se ven cuadros y mosaicos que realmente no se encontraron en Alejandría,sino en Pompeya y en Herculano.O también,en una escena que ocurre en el palacio se podía ver encima de una mesa una copia de la Loba capitolina,pese a que esta era realmente una escultura medieval a la que se le añadieron las imágenes de Rómulo y Remo (los fundadores de Roma) en el Renacimiento.
    Por esto es que te sugerí que viéramos la película en clase,para así sacar más errores de ella y evitar posibles confusiones,y para poder debatir acerca de esta filósofa,Hipatia,que aunque sé que no estamos estudiandola a ella en clase,sino a Platón,en mi opinión es una interesantísima mujer,por ser la primera mujer matemática y por lo que ella en sí representaba:una mujer que no estaba sometida a ningún hombre,matemática y astrónoma,admirada y que además se negaba a convertirse a una religión en la que no creía,el crstianismo,siendo todo esto algo revolucionario en la época en la que vivió.
    Gracias.
    Marta Arias 2ºBach.E

    ResponderEliminar